El “GPhone” a la española

Hace ya muchos meses que empezamos a oir rumores sobre el “Gphone”, el teléfono de Google. Los primeros comentarios nos hacían pensar que en unos meses tendríamos un teléfono pero la realidad es que de momento se ha quedado en una plataforma (Android) que se asemeja más a una plataforma tipo J2ME o a un sistema operativo como son Symbian y Windows Mobile.

Ahora que los OMVs están tan de moda, se me ocurre que podría ser interesante continuar con el espíritu del “Gphone” a la española. ¿En qué consiste esta idea? Muy sencillo: reducir el coste de las llamadas a cambio de introducir publicidad. Como anticipo, Vodafone ha hecho algo parecido con los juegos móviles…


Pero ¿cómo podría llevarse a cabo esta idea? Para empezar hay que olvidarse de las llamadas de voz: ofrecen poco atractivo publicitario. Yo me centraría en la videollamada, la navegación web y la personalización del terminal. Para el primer servicio, sería posible incluir una mini-pantalla durante la videoconferencia con el anuncio correspondiente, ya sea estático (imagen) o dinámico (video). Este sistema podría ser similar al que usan las cadenas de TV para que no hagamos “zapping” durante los anuncios. Para el servicio de navegación web el sistema sería mucho más sencillo: imitar lo que hace Google a diario (web, maps, gmail, etc). Por último, para la personalización del terminal se podrían instalar fondos, tonos, juegos o similares de forma remota.


¿Cómo conseguir que las empresas nos paguen por incluir su publicidad? Muy sencillo: publicidad dirigida y personalizada. En la TV la publicidad llega al público sin discriminar el destinatario. Un ejemplo: ¿Le interesa a un hombre los anuncios de productos de higiene femenina? Otro: ¿Un estudiante puede comprar un Mercedes, un BMW o un Audi? Además de ofrecer publicidad por perfiles (sexo, edad, estado civil, profesión, intereses, poder adquisitivo, consumo de servicios móviles como música o juegos, etc), es posible incluir publicidad según horarios y localización:

  • Si es de noche y estamos en una zona de copas nos llegará publicidad de un bar o discoteca cercanos.
  • Si estamos en una gran superficie, información de los productos en ofertas.
  • Si estamos en un atasco: anuncios del transporte público, de una moto, de gasolineras, de un seguro de coches, etc.
  • Durante el fin de semana: cine, viajes, restaurantes, hoteles, etc.
  • Etc

Para su comercialización podemos pensar en varios modelos:

  • Gratuito: coste de los servicios los paga íntegramente la empresa anunciante.
  • Coste compartido: parte del coste lo paga el usuario y parte la empresa.
  • Cuota de acceso: el usuario paga una cuota inicial y/o mensual para acceder al servicio de “llamadas publicitadas” (cuota de línea).

Para atraer a los clientes empresariales se les podría ofrecer que sus llamadas tuvieran publicidad exclusivamente fuera del horario laboral. De ese modo podrían eliminar de sus costes el gasto de teléfono que hacen los empleados fuera de la jornada laboral. Seguro que ha alguien se le ha encendido una bombilla en la cabeza al leer esto…

Sólo me queda una duda: cómo no entrar en conflicto con temas legales y respetar la intimidad de las personas. Asumo que con el contrato se pueden fijar las condiciones del servicio. En cualquier caso, si alguien decide materializar esta idea que se asesore debidamente con un buen equipo de abogados.


En definitiva, es posible ofrecer una publicidad personalizada y dirigida para que las empresas anunciantes sólo paguen por llegar al su público “target” (objetivo).

1 opinión en “El “GPhone” a la española”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *